Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Selma Ancira’

La revista Literata publica en su número de este mes una entrevista de Manel Vega Nicolàs a la traductora y profesora de traducción Montserrat Conill. La primera pregunta ya es de capote, sello y colleja: «Sra. Conill: El traductor es un traidor». Sin comentarios. En cuanto a la quinta, pese a haberla releído en el parque, en el despacho y en el baño, sigo sin comprenderla: hablando del saber del traductor, don Vega dice: «Claro que a veces [el traductor] sabe más por aparecer en los medios o por ser la senyera de Cataluña», a lo que doña Conill responde: «Es obvio. No obstante, creo que es algo legítimo y muy recomendable. Las editoriales deben apostar por autores conocidos para que hagan sus traducciones. Gracias a ello aumentará la calidad de la traducción y el número de ventas». ¿Perdón? ¿Me he perdido un chiste privado?

Si no para otra cosa, la entrevista me ha servido para recordar otra que la señora Conill le hizo a Selma Ancira hace unos meses (y que incrusto a continuación) con motivo de la entrega del Premio de Traducción Ángel Crespo. No hay mal que por bien no venga.

Anuncios

Read Full Post »

El Premio de Traducción Ángel Crespo ha sido este año para Selma Ancira, traductora de ruso y griego moderno, por su versión de Viva voz de vida de Marina Tsvietáieva, publicada en Minúscula. Entre sus trabajos figuran obras de Tolstói, Bulgakov y Seferis. Para más información, aquí.

El Premio Nacional a la Mejor Traducción ha sido para José Luis Moralejo, catedrático de Filología Latina en la Universidad de Alcalá, por su versión de las Sátiras, las Epístolas y el Arte Poética de Horacio, publicadas en Gredos.

Por su parte, Roser Berdagué ha sido la ganadora del Premio Nacional de Traducción al conjunto de la obra. Buscando en el ISBN los autores a los que ha traducido, me encontrado con George Steiner, Roald Dahl y Saul Bellow, pero también con Deepak Chopra y Danielle Steele, lo cual me alegra, pues a menudo en este oficio los libros de batalla se suelen guardar como si fueran un cadáver: en lo más hondo del armario. Más información, aquí.

Felicidades de Malaparte y mías.

En otro orden de cosas, ayer murió, a los 103 años, Francisco Ayala. Más conocido como novelista y estudioso de la literatura, fue traductor de Rilke y Thomas Mann y escribió en 1943 una Breve teoría de la traducción, reeditada en 1965 con el título Problemas de la traducción (Madrid, Taurus) y hoy inencontrable.

Read Full Post »