Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘música’ Category

El scriptorium se despide por unos días. No sé cuándo publicaré nuevo post porque este año la reentrada será particular: servidor se marcha un par de meses a Nueva York, pero para desgracia vuestra seguiré escribiendo y traduciendo desde la calle 137. Espero que, pese al frío glacial, podré darme un paseo por Coney Island, visitar la inigualable Strand, volver a respirar paz frente a la Alicia de Central Park o descubrir de una vez a dónde demonios van los patos del estanque de los que hablaba el joven Holden.

Por varias razones, no sólo el viaje, 2012 promete cambios. Nada más indicado que empezarlo en casa ajena, en una «casa del cambio» como la de Bastian en La historia interminable. Pero como los asuntos personales de un servidor importan poco o nada al amable lector, prefiero callarme y dejaros con John Frusciante. Al fin y al cabo es el sino del traductor expresarse siempre mejor por boca ajena.

Read Full Post »

Hasta que dispongamos de una edición multimedia de las novelas de Malaparte no sabremos cómo suenan las canciones que cita. Como por el momento eso es ciencia ficción, aquí van un par de pinceladas acerca de un tema que se menciona al principio de La piel, al hablar de «una muchacha que se peina asomada a la ventana mientras canta el “Ohi Marì” y se mira en el cielo como quien se mira en un espejo» (pág. 32).

La canción de marras se hizo famosa hacia 1940 (recordemos que la acción del libro se sitúa en 1943) de la mano de Alberto Rabagliati, cantante de primera y actor de segunda quien, tras ganar un concurso de imitadores de Rodolfo Valentino (sí, en serio) pasó unos años en Estados Unidos. Su regreso de las Américas sirvió para dar un empujoncito a la introducción en Europa de los ritmos jazzeros de los años treinta. De hecho, el «Ohi Marì» suena un poco a Bix Beiderbecke pasado por el filtro del cuplé.

Para quien no tenga Spotify (donde hay otras versiones), cuelgo aquí lo que he encontrado en YouTube:

Don Rabagliati hizo su última aparición televisiva en 1974, en el programa Milleluci, presentado por Raffaella Carrà. Poco después falleció de una trombosis. Y no insinúo nada.

Read Full Post »

¿Para qué decir más cuando los personajes de Bowles y Bertolucci lo dijeron de la mejor manera posible?


¿Para qué, si puede cantarlo Anita Lane?


Nos veremos a la vuelta de Marruecos. Si encuentro las ganas y vuelvo.

Read Full Post »

La compañera Desconvencida se me avanzó hace varias semanas a la idea de comentar la traducción de Leonard Cohen del «Pequeño vals vienés» de Federico García Lorca, así que me limitaré a remitiros a su post.

Como estas semanas Lorca es noticia por los trabajos de exhumación de sus supuestos restos, añado también el enlace a la foto de su fosa en la peculiar web Find A Grave, cortesía de Juan Gabriel López Guix.

Read Full Post »

Interludio musical

Cuando empezaron a sonar yo estaba instalado en Berlín, así que he llegado a ellos un poco tarde. Quienes viváis en Cataluña seguro que los habréis oído: Manel es un grupo de Barcelona que el año pasado grabó un disco desconcertante titulado Els millors professors europeus. El álbum, por desgracia, no incluye su versión del «Common People» de Pulp, que me parece un trabajo de traducción y apropiación poco menos que magistral. Sin más por mi parte, os dejo con la letra original y el clip de la canción, para que podáis comparar.

She came from Greece she had a thirst for knowledge,
she studied sculpture at Saint Martin’s College,
that’s where I,
caught her eye.
She told me that her Dad was loaded,
I said “In that case I’ll have a rum and coca-cola.”
She said “Fine,”
and in thirty seconds time she said,
“I want to live like common people,
I want to do whatever common people do,
I want to sleep with common people,
I want to sleep with common people,
like you.”
Well what else could I do –
I said “I’ll see what I can do.”
I took her to a supermarket,
I don’t know why but I had to start it somewhere,
so it started there.
I said pretend you’ve got no money,
she just laughed and said,
“Oh you’re so funny.”
I said “yeah?
Well I can’t see anyone else smiling in here.
Are you sure you want to live like common people,
you want to see whatever common people see,
you want to sleep with common people,
you want to sleep with common people,
like me.”
But she didn’t understand,
she just smiled and held my hand.
Rent a flat above a shop,
cut your hair and get a job.
Smoke some fags and play some pool,
pretend you never went to school.
But still you’ll never get it right,
cos when you’re laid in bed at night,
watching roaches climb the wall,
if you call your Dad he could stop it all.
You’ll never live like common people,
you’ll never do whatever common people do,
you’ll never fail like common people,
you’ll never watch your life slide out of view,
and dance and drink and screw,
because there’s nothing else to do.
Sing along with the common people,
sing along and it might just get you through,
laugh along with the common people,
laugh along even though they’re laughing at you,
and the stupid things that you do.
Because you think that poor is cool.
I want to live with common people like you.
(Pulp, «Common People», en el álbum Different Class, 1995.)

Read Full Post »